viernes, 18 de abril de 2008

INVERTIR LA RELACIÓN PASADO-PRESENTE

INVERTIR LA RELACIÓN PASADO-PRESENTE Y LAS FALSAS EVIDENCIAS DEL DISCURSO HISTORICO

JEAN CHESNEAUX

Jean Chesneaux dice que hay que reconstruir la historia mirando en torno nuestro, mirando a los hombres, las cosas y los acontecimientos actuales. Vale interrogar al pasado en función de las necesidades del presente. El autor propone una relación activa entre el sujeto que construye la historia, el pasado y el mundo en que vivimos. El historiador debe ubicarse en el interior del campo histórico, debe ser sujeto activo dentro del mismo.

INVERTIR LA RELACIÓN PASADO-PRESENTE

“el hombre se parece mas a su época que a su padre”. Bloch insiste sobre el valor irremplazable de la experiencia cotidiana vivida, sobre lo que el llama: “el contacto perpetuo con el hoy” “comprender el pasado por el presente”” seria el objetivo principal del historiador.

Daniel Guérin: que el presente ayuda a comprender el pasado. Las luchas de clase del presente, las revoluciones del pasado. Nuestros predecesores de “poder mirar y juzgar esta desde el seno de experiencias tales como revoluciones rusas de 1905 y 1917, la revolución alemana de 1918, la crisis italiana de 1920, la revolución española de 1936-1939.

El año internacional de la mujer organizado por la ONU, las militantes feministas francesas volvieron explícitamente sobre sus pasos, no a conmemorar fechas sino a restablecer el vínculo con el pasado, para vivir más intensamente el presente. En 1972 la ONU decreta el año internacional de la mujer. En 1974, el gobierno de Giscard crea una secretaría de estado de la condición femenina.

Marx: es el adulto el que permite comprender al niño y el hombre al mono por que son el adulto y el hombre quienes poseen el dominio de su porvenir.

Rigor histórico y político que se apoyan mutuamente: lo que cuenta pues es el carácter operativo relación con el pasado, su aptitud para responder a las exigencias del presente y nos da la distancia cronológica.

La relación pasado-presente esta fundada en el silencio, la ocultación, la comparación, lo no dicho, la relación inversa presente pasado debe ser explicita, dicha a la luz del día y por lo tanto politizada “permitir al hombre comprender la sociedad del pasado y aumentar su dominio sobre la sociedad del presente” tal es la doble función de la historia según: E:H: Carr

LAS FALSAS EVIDENCIAS DEL DISCURSO HISTORICO

Los hechos históricos son contradictorios como el curso mismo de la historia son percibidos diferente, según el tiempo, el lugar, la clase, la ideología. En china no ha habido guerras ínterfeudales desde hace más de 200 años, las murallas de las ciudades tienen la función de clase: proteger el poder imperial y su burocracia.

Todo material contemporáneo de los hechos o posterior, refleja la realidad histórica. No solo el historiador destaca la sucesión de los hechos en el tiempo su “genealogía” su labor principal será organizar y ritmar este flujo del tiempo, descubrir sus ejes. A partir del momento en que el único objetivo de la historia es proporcionar un cuadro neutro de la serie de tiempos, cuyo desarrollo se efectúa fuera de nosotros es practico fijar puntos de referencia, contar secciones.

Se ha pretendido “que no hay historia científica sino cuantitativa” los cuantificadores pasan por alto cuanto hay de incierto de subjetivo, en las cifras con que alimentan sus computadoras, las intenciones, las ignorancias, su ideología. Estas críticas de cuantificación no significan que este método no pueda ser una técnica útil, en función de las cuantificaciones que se plantean, vale la pena compilar con precisión.

El leguaje del historiador de oficio es cifrado, las notas de pie de página cuyo formalismo ritual constituye para los maestros la ocasión de adiestrar a los estudiantes, es un lenguaje cifrado.

El conocimiento de pasado debe ser una relación activa con aquello de lo que ese pasado es el resultado: el mundo en que vivimos. A la historia se le llama con frecuencia “ciencia del pasado” es ante todo el análisis de nuestra sociedad viva en el que deben llamarse aislados los principios de conjunto de análisis de las sociedades humanas, comprendidas las del pasado.
Enriqueta Jimenez Juárez.